Mi voto es Unido, es por Cuba

El artículo 110 de la Ley electoral cubana plantea: En la elección   de los Delegados a las Asambleas Provinciales y de Diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular, el elector puede votar por tantos candidatos como aparezcan relacionados en las correspondientes  boletas, escribiendo una "X" junto a los nombres de los candidatos a los que confiere su voto.  Si el elector desea votar por todos los candidatos puede escribir una "X" en el círculo que aparece en el encabezamiento de la boleta.
 
Lo dice la Ley, por tanto no es difícil anotar que  en el acto de votar, los cubanos nos apegamos al VOTO UNIDO y no como exigencia o   antojo, sino porque esta actitud nos hace fuertes, íntegros, nos  fortalece como nación independiente que somos. Votar unidos en Cuba, no es un acto de conducta sino un acto de completa sabiduría.

Votar unidos es gritarle a todo el mundo que Cuba avanza y seguirá   avanzando por el camino de perfeccionar una sociedad construida por   hombres y mujeres. Es gritar que pretendemos seguir defendiendo el futuro de una nación que cada día despierta apostando por un mundo mejor para cada hombre en la Tierra.

El Voto Unido  es una estrategia revolucionaria y no una simple  consigna política. Es la garantía para que en las asambleas del Poder Popular esté representado toda la sociedad cubana, de que se incluya en esos órganos de gobierno a dirigentes de base y políticos, a representantes sociales, religiosos, intelectuales, artistas, obreros, estudiantes, amas de casa, jubilados, hombres y mujeres,  blancos, negros y mestizos.
 
La unidad ha constituido eslabón esencial en la historia de luchas y victorias del pueblo cubano. Por tanto, apostar por el Voto Unido, es no renunciar a ella, sino a seguir manteniendo los sueños de tantos  hombres y mujeres que, al precio de sus vidas, ayudaron a fraguar la sociedad que hoy disfrutamos y que un enemigo muy poderoso se empeña en destruirla. Y esa es una poderosa razón  para abogar por  la  continuidad de la Revolución para seguir demostrando que un mundo mejor, en Cuba, si es posible.
 
Este 3 de febrero, los cubanos  vamosa apostar por el Voto Unido para  reafirmar la incondicionalidad y la confianza en la Revolución. Hoy nuestro Voto será por la educación y la salud garantizada para todos, sin distinción de raza, sexo, creencias religiosas o filiaciones políticas.  Será para que jamás retornen a la Isla el robo, la  corrupción, los desalojos, para que se devuelva a Cuba el territorio ilegal de la Base Naval yanqui ubicada en Guantánamo, para que se liberen de inmediato a los Cinco antiterroristas cubanos en los Estados Unidos, para que se acabe el bloqueo a Cuba.  Por eso hoy mi voto es Unido, es por Cuba.