Desde hoy en Guantánamo, II Seminario de Paz contra las bases extranjeras


Hoy comienza en Guantánamo, los debates del Segundo Seminario por la Abolición de las Bases Militares Extranjeras, con la particpación de 71 delegados de 36 naciones, incluida Cuba, que por más de un siglo ha repudiado la presencia estadounidense en el territorio guantanamero de Caimanera.

El propósito del cónclave, auspiciado por el Consejo Mundial de la Paz y el Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos, es abogar por la Paz mundial, condenar una vez más la injerencia de las grandes potencias en la soberanía de los pueblos y condenar las invasiones militares del imperialismo en países como Libia, Afganistán e Irak.

Durante la primera jornada, los delegados sesionarán en la Plaza de la Revolución Mariana Grajales donde recibirán información acerca de la vida en la provincia más oriental de Cuba donde conocerán al Guantánamo, el verdadero, el que junto a su pueblo construye la obra de la Revolución.

El encuentro del jueves tendrá como escenario el municipio de Caimanera, territorio donde está enclavada la ilegal base naval yanqui, impuesta desde 1903 mediante la Enmienda Platt, apéndice introducido a la Constitución de la naciente República de Cuba, a través del cual el gobierno de los Estados Unidos se patrocinaba el derecho de crear bases carboneras en la Isla.

Los delegados al Segundo Seminario de Paz por la Abolición de las Bases Militares Extranjeras, pronunciarán una declaración final de condena a esos enclaves militares, exigirán la liberación de los Cinco Héroes antiterroristas cubanos presos injustamente en los Estados Unidos y dará seguimiento a la declaración aprobada el pasado año en Guantánamo por más de 20 países.