Pancreatitis aguda mató a Soto García


Wilfredo Soto García, un contrarrevolucionario cubano fallecido el sábado en Santa Clara y sepultado ayer, murió a causa de una pancreatitis e insuficiencia renal, dijo el médico que lo atendió, según la agencia ANSA.

Soto padecía además “de diabetes, hipertensión y una miocardiopatía dilatada”, comentó el doctor Rubén Aneiro Medina a la periodista villaclareña Norelys Morales.

El médico precisó que un equipo de especialistas de varias disciplinas atendió a Soto García, quien “llegó al hospital descompensado por una pancreatitis aguda que desencadenó en todo un proceso complejo que el paciente no superó”.

Aneiro Medina es médico de la Sala de Terapia Intermedia del Hospital Arnaldo Milián, de la ciudad de Santa Clara, donde residía y murió Soto.

Voceros de la contrarrevolución habían intentado alentar una campaña difamatoria contra el gobierno cubano, tras divulgar que Soto, de 46 años, murió luego de una golpiza que le propinó la policía en un incidente callejero en Santa Clara hace dos días. Testigos presenciales desmintieron esta versión.

El despacho de la agencia AP reconocía que las golpizas “no son frecuentes en la Isla” y que “la versión del arresto violento no pudo ser confirmada de manera independiente”.