Chávez se reencuentra con su pueblo: "El amor es el mejor remedio para cualquier enfermedad".