Elecciones parlamentarias en Estados Unidos: la campaña más cara


Los costos de la campaña por las elecciones parlamentarias en Estados Unidos alcanzaron una cifra histórica al acercarse a los US$4.000 millones, dicen expertos.

De acuerdo con la organización estadounidense Center for Responsive Politics (Centro para la Respuesta Política), el dinero invertido en la campaña de 2010 supera en US$1.000 millones lo gastado en la campaña de 2006, cuando se reportaron US$2.850 millones.

"Sabíamos que esta elección podría registrar un gasto histórico, pero se trata de un aumento despampanante", señaló Sheila Krumhols, directora ejecutiva de la organización sin fines de lucro.

"El dinero (de la campaña) de 2010 hace que las elecciones presidenciales de 2000 (…) parezcan una ganga de US$3.100 millones", explicó Krumhols.

El corresponsal de BBC Mundo en Washington, Carlos Chirinos, indica que del lado republicano se ha invertido casi el doble de lo que ha gastado el partido de gobierno.

El Center for Responsive Politics asegura que por cada US$2 gastado por organizaciones conservadoras en anuncios publicitarios y otro tipo de comunicados promocionales, organizaciones liberales invirtieron US$1.

"Se calcula que los republicanos recaudaron US$1.640 millones y los demócratas US$1.590 millones. Estas cifras incluyen el dinero reunido por candidatos y partidos así como también el dinero reportado por organizaciones donantes", indica un comunicado del grupo.

Una apreciación similar la tiene la empresa Campaign Media Analysis Group (Centro para el Análisis de las Campañas en los Medios de Comunicación), de la consultora Kantar Media, que también asegura que el dinero invertido en esta campaña superará lo que se gastó en 2006.


Este martes se revocaron los 435 puestos de la Cámara de Representantes, 37 del Senado –equivalente a un tercio de la Cámara Alta- y 37 gobernaciones.

Elecciones de mitad de período

* 2006: US$2.850 millones

* 2002: US$2.180 millones

* 1998: US$1.610 millones

Analistas políticos explican que son varios los motivos que explican el desembolso récord en las elecciones de medio período.

Por una parte, citan la creación de Tea Party y el elevado número de estados donde la competencia entre demócratas y republicanos se ha tornado muy reñida.

Otros apuntan a la decisión tomada a inicios del año por la Corte Suprema de Justicia. La sentencia de la alta instancia judicial facilita las donaciones sin límites para el financiamiento de campañas electorales.

"Decenas de millones de dólares provinieron de organizaciones que, de acuerdo con la ley, no necesitan revelar quiénes son sus donantes", indicó Krumhols.

"Ahora es más difícil para los votantes determinar si las organizaciones que han invadido las transmisiones de televisión y radio con mensajes políticos lo hacen por alguna otra razón distinta a promoverse a sí mismos", acotó la investigadora.

Chirinos informa que algunas voces del partido de gobierno han acusado a la oposición de recibir fondos "en exceso" y de "intereses corporativos", aunque esto último no es ilegal pese a que pueda resultar antipático a algunos ciudadanos.

Pero a falta de pruebas esos señalamientos no pueden ser verificados debido a la decisión de la Corte Suprema que no sólo eliminó los límites sino la obligación de revelar muchas de las contribuciones privadas.

La campaña electoral de 2008 para elegir el líder de la Casa Blanca se mantiene como la más costosa de la historia de ese país con US$5.300 millones.

(Con informe de BBC Mundo)