Ramón, feliz cumpleaños!!!



 
Hoy 9 de junio, Ramón Labañino Salazar, cumple 51 años de edad, de ellos, más de 15 tras las rejas en cárceles estadounidenses de alta seguridad, por penetrar organizaciones contrarrevolucionarias radicadas en la Florida, con el propósito de prevenir acciones terroristas contra Cuba.

Este combatiente por la libertad y la justicia, hoy no tendrá un amanecer cálido, ni familiar, pero no despertará solo. Tampoco de sus tres hijas pudieron ir a acariciarle el amanecer con un beso en la mejilla o un Felicidades, papá!, acorde a sus dimensiones de gigante, ni su amante esposa podría ofrecerle el platillo que saboreara como cada 7 de junio.

Junto a Gerardo Hernández, Antonio Guerrero, Fernando González y  René González, Ramón fue detenido en 1998 y tras someterse a un amañado juicio en la ciudad de Miami en 2001, fue acusado injustamente por impedir la realización de acciones terroristas no solo en Cuba sino también en Estados Unidos. 

Las cartas de Ramón enviadas a sus hijas, están inundadas de amor paternal y evidencian la grandeza del  héroe de la República de Cuba y  cito: "Sepan que hube de marchar por el amor a ustedes y a todos. Que donde quiera que he estado y estaré, ustedes siempre están y estarán presentes."  
 
De igual manera se evidenció la firmeza y heroísmo implícitos en su alegato cuando expresó: "Llevaré el uniforme de recluso con el mismo honor y orgullo con que un soldado lleva sus más preciadas insignias"… Al mismo tiempo que sentenció: “en ningún momento Los Cinco habían buscado información que pusiera en peligro la seguridad nacional de Estados Unidos”.

Ramón carga  la injusta condena de 30 años de privación de libertad después de la resentencia, pues inicialmente fue condenado a cadena perpetua más 18 años. Sin embargo, al igual que sus dos hermanos de lucha aún prisioneros, mantiene en alto sus convicciones revolucionarias y valores morales que jamás podrán ser encerrados.

Hoy ni las rejas que te mantienen alejado de tus seres queridos, impedirán que el amor, Ramón, entre a tu celda. Tampoco se podrá silenciar el llamado de millones de personas que, desde todos los rincones del mundo y de tu adorada Cuba, exigen  tu libertad, la de Gerardo y la de Antonio y un año más te cantarán: Feliz cumpleaños!!!.