Baracoa y su real maravilloso 500 cumpleaños


La Primera Villa imprimió anoche el ritmo de su irreverente clima tropical a la gala “Baracoa, donde Cuba comienza” e hizo transcurrir bajo fuerte aguacero los últimos 45 minutos del tan esperado 500 cumpleaños.

Cuentan que cuando Colón llegó a Cuba, hace 519 años, lo hizo bajo la impetuosidad de las precipitaciones y la Primada quiso aderezar, con su realismo mágico, un espectáculo a todas luces enriquecido por el furioso aguacero.


El imaginario recorrido por la historia y cultura de estos paradisíacos parajes, transmitido en vivo por Cubavisión, marcó un retorno a las raíces, cuando la espada y la cruz rompieron el sosiego nativo durante el encuentro de dos culturas.

Los 15 primeros minutos de la espectacular hora, transcurrieron al habitual ritmo escenográfico, con su primer capitulo abierto a la conquista y colonización y en consecuencia a la lucha y resistencia desde Guamá, el primer indoguerrillero cubano.

A partir de entonces el clima, al mejor estilo de la región donde más llueve en Cuba, repentinamente cambió y el elenco artístico, conformado por el talento local, incorporó “su mundo a su mundo” para regalar a Cuba un espectáculo que, pese a fallas técnicas de audio, superó las expectativas de sus productores.

Bararrumba, grupo folclórico; el cuerpo de baile del cabaret La Terraza, solistas y los grupos cultores de ritmos raigales como nengón y kiribá, esencias del son, desfilaron por el húmedo escenario y regalaron la cubanía de autóctonos bailes como el Aeroplano, fusionados con guaguancó, chancletas y conga.

Luis Torres Iríbar, primer secretario del Partido Comunista de Cuba en esta provincia, junto al General de División Enrique Lussón y el Comandante Julio Camacho Aguilera, todos miembros del Comité Central, se contaron entre el pueblo espectador desafiante del temporal.