Huracán Irene sube a categoría dos y se dirige a Bahamas


El huracán Irene cobró más fuerza el lunes mientras se dirige hacia la costa estadounidense después de dejar una estela de destrucción en el Caribe.

El meteoro golpeó a Puerto Rico con intensos vientos y aguaceros. Se encuentra al norte de la República Dominicana sobre una ruta que podría llevarlo al sureste de Estados Unidos como un gran tormenta para el fin de semana.

Según el Instituto de Meteorología de Cuba, a las seis de la tarde el centro del huracán Irene fue estimado en los 19.6 grados de latitud norte y 68.8 grados de longitud oeste, a unos 190 kilómetros al este de Puerto Plata, República Dominicana y a 330 kilómetros al sudeste de las islas Turcas y Caicos, Bahamas orientales.

Irene posee vientos máximos sostenidos son de 130 kilómetros por hora, con rachas superiores y su presión central es de 988 hectoPascal, por lo que es un huracán categoría uno de la escala Saffir-Simpson de un máximo de cinco.

Se pronostica que en las próximas 24 a 48 horas este huracán mantendrá el mismo rumbo y velocidad de traslación, con posibilidad de continuar intensificándose. Con esta trayectoria Irene pasará esta noche por los mares al norte y próximos a La Española y se aproximará a las islas Turcas y Caicos, en las Bahamas orientales.

El Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología mantiene estrecha vigilancia sobre la evolución y futura trayectoria del Huracán Irene, debido a la afectación que pudiera producir en la región oriental de Cuba desde la mañana del martes donde continuarán las marejadas con peligro para la navegación y se iniciará la inundación costera ligera a moderada en la costa norte de Guantánamo.

Las lluvias pueden ser fuertes e intensas en zonas montañosas y de la costa norte oriental de Cuba desde la noche del martes y el día miércoles. Los vientos comenzarán a incrementarse en zonas de la costa norte oriental desde la noche del martes con velocidades entre los 25 y 40 kilómetros por hora, superiores en rachas.